Del lápiz al software

¿Y dónde quedaron el papel y lápiz al momento de bocetar…?

En la actualidad todo es tecnología, incluso en el área de diseño gráfico, donde antes se consideraba una profesión más manual que digital. Mientras que la práctica de realizar un boceto a lápiz y papel no ha desaparecido por completo, una gran parte de las nuevas generaciones y hábitos que se han creado dentro de esta nueva era digital, es la realización del boceto en el programa de diseño (Ilustrator, Photoshop, etc.).

Esto se refiere a que el diseñador lleva directamente sus ideas a un nuevo canvas, el canvas digital llamado artboard, que se encuentra dentro de los programas de diseño. Estos programas ofrecen herramientas que sustituyen de cierta manera a la técnica tradicional, la cual para algunos proporciona una rapidez en el proceso de diseño, y como resultado se tiende a brincar el uso del papel y el lápiz.

Sin embargo, este beneficio no siempre ayuda a obtener los mejores resultados, puesto que el uso del lápiz y papel puede brindar al diseñador cierta flexibilidad al momento de bocetar todas sus ideas en papel, esto se refiere a que al plasmar tus ideas en papel te da la ventaja de crear figuras y conceptos complejos que no necesariamente lograrías obtener de forma rápida en dichos programas.

Como se comentó anteriormente, el uso del papel y lápiz no ha desaparecido en su totalidad, ya que se sigue fomentando en instituciones como recurso principal en la acción de apunte de ideas o tareas. Un beneficio que proporciona el uso de este material, es que hay menos probabilidad de distracciones, cuando uno boceta sobre papel se tiene un canvas que no cuenta con internet o video, y con ello se puede decir que existe una mejor concentración al momento de realizar las propuestas y de plasmar las ideas creativas que se tienen.

Puede existir un balance entre ambas herramientas que permitan obtener mejores resultados, ya sea bocetando las ideas centrales en papel y completar detalles determinados, por ejemplo; agregarle una textura al outline del boceto en el programa de diseño que se utiliza. Otra herramienta que se tiene para crear la sensación de que se diseña a lápiz es el uso de una tableta de dibujo (Wacom, Huion, Surface, Ipad, etc.), la cual es una alternativa que no deja de lado la fluidez que proporciona el uso de un lápiz sobre una superficie.

Hoy en día, han surgido empresas que han digitalizado los procesos más sencillos y básicos para realizar en un dispositivo electrónico, y mientras que si brinda cierta rapidez, a veces es mejor crear un outline en papel para poder tener una idea clara de lo que se quiere hacer o representar, antes de empezar desde cero en un programa que te brinda herramientas para digitalizar esas ideas que ya se tienen pensadas y agilizar ese proceso creativo a un producto terminado.

No hay forma incorrecta de ilustrar una idea, ya sea en papel o en un programa de computadora, sin embargo, se sugiere que no se deje de lado que en algunas ocasiones el papel ayuda de cierta manera a que la creatividad fluya en el canvas y se creen formas más orgánicas al momento de plasmar dicha creatividad.

Carolina Guerrero

Ing. Diseño Gráfico Digital con especialidad en animación 3D en EWU, actualmente Diseñador gráfico y multimedia en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

%d bloggers like this: