La simplificación de las marcas, el debranding y el rebranding

Nos encontramos en un tiempo de constante evolución y cambio, nuestras vidas se viven muy distintas de cómo se vivían en décadas pasadas, vivimos la era de la inmediatez, por lo que las marcas no podrían o en algunos de los casos no deberían quedarse igual.

Es impresionante la cantidad de marcas que se han renovado en estos años, desde mínimos cambios hasta cambios radicales. Compañías conocidas han comenzado a cambiar la forma en que comercializan sus marcas, ya sea simplificando elementos dentro de un logotipo o eliminándolos por completo.

Las marcas se renuevan o cambian por distintas razones, pretendo dar un panorama amplio de porque lo deberían hacer o porque lo están haciendo, y algunos conceptos que categorizan “el cambio de marca” y que es lo que una buena marca necesita.

Las marcas generalmente incorporan cinco elementos básicos para crear su identidad visual:

  1. Nombre de la empresa
  2. Elemento visual del logotipo
  3. Tipografía
  4. Combinación de colores
  5. Eslogan

Los logotipos, como elemento visual, suelen utilizar varias de estas piezas, paleta de color, tipografía y el nombre de la empresa. En los últimos años, sin embargo, esta composición ha comenzado a cambiar notablemente. Empresas como Nike, Apple y Starbucks han hecho la transición al uso logotipos altamente simplificados, a menudo sin el nombre de la compañía adjunto, y los elementos estilísticos han cambiado drásticamente a lo largo de las décadas.

Debranding es el proceso de eliminar el nombre de la empresa/marca de un logotipo, se usa por muchas razones diferentes, pero se ha caracterizado como una forma más sutil de comunicación de marca, esto da como resultado una etiqueta más limpia y diseños más simples.

El debranding crea un ambiente menos «corporativo» en las aplicaciones publicitarias. A pesar de que pueda parecer ser una práctica contradictoria, esta tendencia es evidente en muchos tipos de marcas y lentamente está ganando terreno. El debranding puede ser considerado, en su forma más literal, la caída del nombre corporativo.

Rebranding es una práctica de marketing más amplia que se refiere a cualquier cambio en el nombre, logotipo, empaque o estilo de marketing de una empresa. Esta práctica es una estrategia de marketing bastante común y puede incluir cambios en la paleta de color, cambios en un producto o línea de producto (nombre, logotipo u otro), adición o modificación del logotipo de una empresa o alteración del eslogan de una empresa/marca.

El cambio de marca puede ser tan pequeño como cambiar el tono exacto de rojo utilizado para la comercialización de un producto, o tan extremo como cambiar el nombre de una corporación completa, incluidas las innumerables ramificaciones que tal cambio requiere.

Cuando una empresa cambia de marca, puede estar simplificando el diseño de su logotipo, alterando el esquema de color o eliminando texto innecesario del logotipo visual. Se puede ver un ejemplo exitoso de cambio de marca al considerar Apple, que una vez se basó en las barras de arco iris superpuestas en su logotipo de manzana seleccionado. Desde entonces, la compañía ha cambiado al logotipo plano, cromado o negro que aún se reconoce fácilmente a escala mundial a pesar de su relativa simplicidad.

En el caso del debranding al eliminar los elementos textuales, la publicidad y la marca son menos desordenados y menos «intrusivos» según algunos estándares. Apple también puede servir como un ejemplo, ya que la compañía ha confiado en el logotipo de Apple sin el nombre de la compañía de manera regular desde finales de los años 90.

Starbucks Coffee buscó algo similar, el conocido café adoptó nuevos métodos para mantener la sensación de “cafetería local”. En 2011, Starbucks adoptó su logotipo actual y dejó solo la sirena. El logo fue simplificado efectivamente, por acercarse aún más para mostrar la parte superior del torso y la cara de la sirena, en lugar del cuerpo completo. La intención original era aparecer «más personal y menos corporativo”, jugando directamente en la práctica de debranding.

Siendo estas compañías ampliamente conocidas, algunas llevan ya muchos años con la simplificación de su marca, muchas más empresas lo han hecho recientemente, entre ellas, Volkswagen, Cinépolis, BBVA, Toyota, MasterCard entre otras, si estas hicieron lo correcto o no, sería cuestión de un análisis individual, lo que sí es totalmente tangible es la tendencia a la simplificación de marca, al debranding, y al flat design, donde en mucho de los casos las compañías apuestan a logos altamente adaptados a nuevas tecnologías, logos dinámicos, fáciles de reproducirse y en alguno de los casos, dejando que el elemento visual hable por sí mismo.

En todo caso marcas tan importantes al igual que cualquier marca deben de respetar ciertos parámetros para que se puedan considerar como buenas marcas que sería:

  1. Llamar la atención
  2. Alta pregnancia (La pregnancia es una cualidad que poseen las figuras que pueden captarse a través del sentido de la vista. Dicha cualidad está vinculada a la forma, el color, la textura y otras características que hacen que la persona que observa pueda captarla de manera más rápida y simple)
  3. Alta singularidad
  4. Alta legibilidad
  5. Calidad gráfica
  6. Inteligibilidad (que puede ser comprendido o entendido)

Y además que estos cambios deberían obedecer a una necesidad real de cambio que tenga la empresa, como podría ser el caso de un cambio de perfil, de reposición, cambios estructurales y de manera de comunicarse o por otro lado que la marca en sí presenta problemas de funcionalidad o rendimiento de marca.

En conclusión, las marcas necesitan evolucionar y reaccionar al mundo actual, pero tienen que hacerlo de una manera acertada, y nunca olvidado los valores y personalidad de la marca. Además de adaptarse a las nuevas tecnología es importante que las empresas no solo renueven por renovar, sino que estas renovaciones vengan acompañadas de cambios estructurales que respalden la marca, donde, por ejemplo, se centren en el usuario o en la sustentabilidad, donde la marca logre un cambio global y no solo un cambio visual.

Aida Guerrero

Diseñadora Gráfica en NUDO Marketing Agency, amante del buen café y el buen diseño, no tan resignada muggle que aún espera su carta de Hogwarts.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: