¿Debería usar memes en mi fanpage?

¿Son los memes una opción viable para mi estrategia en redes sociales?

A la hora de administrar las redes sociales de tu marca, es de vital importancia estar siempre a la vanguardia, debes conocer qué contenidos están consumiendo tus públicos y sobre todo, conocer si adaptar esos formatos puede a lograr nuestros objetivos o no.

Y sin duda, uno de esos contenidos son los memes. Cada vez más personas los consumen no sólo para entretenimiento, sino como forma de mantenerse informados (o desinformados, según la veracidad de los mismos).

Bien utilizados pueden ayudarte a mejorar la presencia de tu marca e incluso a crear una imagen más amigable y fresca. Es por eso, que hoy te traemos una guía que te ayude a analizar si su uso es adecuado para tu estrategia de redes sociales.

  • Conoce los memes

Lo primero que debes considerar es conocer bien los memes. No es posible hacer uso de algo que desconoces y que no entiendes. Este concepto representa desde actividades, frases e imágenes que difundimos en internet. Se caracterizan por lo fácil y rápido que pueden difundirse, es decir, su capacidad de hacerse virales. Cada meme tiene un origen y un significado. Las imágenes que se utilizan representan algo en específico y traen consigo una carga significante que es muy difícil de borrar.

Tal es el caso de memes como el de “Pepe la rana” que comenzó como una forma de humor bastante inocente hasta que lo retomaron grupos de supremacía blanca, dejando ya un estigma negativo en dicho personaje.

Ahí radica la importancia en conocer lo que publicas, ya que si no prestas atención a ese tipo de detalles, en lugar de abonar y ayudarte a establecer una relación positiva con tus espectadores, podrías terminar alienándolos y creando una imagen negativa para tu marca.

  • Entiende y conoce a tu público

Antes de implementar cualquier tipo de publicación, debes entender muy bien a quien te diriges. Si tienes un público más adulto, puede que no estén tan familiarizados con este tipo de contenido y en lugar de parecerles atractivo, les moleste ver este tipo de contenidos.

Sucede igual si ofreces un producto o servicio un poco más serio o formal, tus publicaciones deben seguir esa línea, por lo que un meme no es el más adecuado para tu estrategia.

  • Mantente actualizado

El ciclo de vida de un meme es muy corto. Tu reto aquí es ser ágil al momento de publicar, busca siempre estar al día con lo más nuevo y busca formas creativas de adaptarlo a tu objetivo.

  • Sé divertido y cuida la delgada línea

Todo el propósito de estas publicaciones es entretener, y sí, si tu meme es divertido, tiene muchísimas más posibilidades de hacerse viral, lo que significa que más personas verán tu contenido y tu marca.

Pero, también debes ser muy cuidadoso de esa delgada línea entre lo gracioso y lo ofensivo. Si no estás seguro de publicar algo, si no sabes si puede ofender a alguien o no, pregunta. Pide una segunda opinión o busca otra forma de plantear lo mismo.

  • Mantenlo simple

Uno de los aspectos clave de los memes es lo poco elaborados que son, busca una forma de combinar ese “estilo visual” con la imagen de tu marca. Procura colocar tu logo o algo que te distinga de manera discreta, así al momento de que la imagen sea compartida, siempre llevará algo que la asocié contigo.

Recuerda que cada esfuerzo que hagas para tu marca debe ser para sumar y ayudarte a dejar la mejor impresión en tus posibles clientes.

¿Todavía no estás convencido? En Nudo Marketing Agency, además de saber de memes, somos expertos en hacer que nuestros clientes alcancen sus metas, envíanos un mensaje en Facebook y te contamos sobre los resultados que podemos lograr.

Yolanda Carbajal

Comunicóloga experta en chick flicks y cultura popular, actualmente se desempeña como Community Manager y alma de la fiesta en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

%d bloggers like this: