Disponible en todos los tamaños

Decir que la mercadotecnia es solo para algunos negocios, es como decir que nos gusta jugar para poder perder.  

El imaginar un departamento dentro de las instalaciones de un corporativo inmenso, con una puerta cerrada, que muestra una insignia con el nombre del área donde están un grupo de personas desalineadas en su interior, ideando cómo vender vender un producto envasado, son antiguas representaciones para explicar cómo trabaja la mercadotecnia en las empresas.

Existen emprendedores que aun piensan que la mercadotecnia es solo para las empresas con amplio capital económico, una herramienta cuya función nada más es para quienes venden a los consumidores finales sus productos o servicios y que es utilizada específicamente en industrias en los que la seriedad no entra en la ecuación o simplemente es una disciplina etiquetada como un lujo que los dueños, directivos o gerentes deberán buscar cuando las ventas estén bajando a pesar de todas las actividades de publicidad que han realizado (ya que no todo se soluciona así, ¿no?).

Lo cual es un pensamiento desorientado a la realidad actual de la mercadotecnia, ya que está genera más valor agregado para el negocio que gastos monetarios, forma parte vital en la búsqueda de vender lo que realmente les importa a sus clientes y coloca en sintonía a las empresas con sus mercados, sin importar el tamaño de infraestructura que estas tengan (pequeña, mediana o grande) ni la velocidad en que evolucionan las preferencias de sus públicos.

Estamos hablando de una actividad constante, donde, por definición, se trata de un proceso social que envuelve a todo el negocio y la cual es imposible de concentrar en un solo sitio, pues cuenta con el objetivo de realizar una interacción entre todos los stakeholders (personas involucradas en una empresa) que resulte en la creación de fuertes defensores de la marca de la organización, conocedores del valor que tienen sus actividades, colaboradores fieles a los objetivos y generadores de un vínculo positivo con los grupos e individuos que están afuera transformando deseos en expectativas y tendencias en modas.

Personas, seres humanos con una enorme capacidad de comunicación, pero a los cuales no se les da la atención debida, porque el comerciante está enfocado en parecer la mejor opción borrando los comentarios negativos sin realmente hacer cosas diferentes para obtener resultados favorecedores.

Y si aún no crees que la mercadotecnia es indispensable en todos los negocios, piensa ¿Cuál de las actividades que hace una empresa produce ingresos directos? ¿Qué profesión puede detectar y hasta generar oportunidades de nuevos negocios? ¿Quién tiene las herramientas para diferenciarte y ser más rentable que tu competencia?

De esta manera habrás caído en cuenta que las variables de publicidad, relaciones públicas y ventas son las que hacen crecer tu proyecto; una correcta aplicación de la Matriz de Ansoff te abre tranquilos océanos azules y te permite respaldarte por una ventaja competitiva inigualable, como lo pueden ser las habilidades de un buen equipo en mercadotecnia, que te vuelven irresistible para tus prospectos.

Fernanda Jarquín

Marketer de estructura y corazón. Nudonauta por elección, en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

%d bloggers like this: