Errores comunes en redes…

Cuando empezamos un negocio, hay muchas formas de equivocarnos, y aunque esa es una forma de aprender, también es cierto que hay muchas cosas que podemos evitar si nos informamos antes de tomar decisiones importantes.

Hoy te quiero comentar dos errores que he visto frecuentemente para ayudarte a prevenirlos.

No saber segmentar

¿Nunca te ha pasado que ves publicidad de un producto que está tan maravillosamente presentado que simplemente lo necesitas para luego descubrir que no está disponible en tu ciudad?

Ese es resultado de no segmentar correctamente al momento de pagar publicidad y es una práctica debes evitar a toda costa. ¿Por qué? Muy simple, te está haciendo perder dinero.

Recuerda que al pautar publicidad en redes, esta se nos cobra por las impresiones o acciones que se provoquen al ver nuestro anuncio. Y honestamente, si somos un negocio pequeño de Mexicali, ¿cómo nos beneficia que 20 personas en Ciudad de México estén interesadas en comprarnos?

Si tu marca no ofrece un servicio de envío a domicilio a nivel nacional o no tienes planes próximos a expandirte, entonces segmenta. Limita tu publicidad sólo a las personas que residan en tu ciudad o sus alrededores, analiza qué tan plausible es que una persona viaje desde otra ciudad para consumir tu producto.

Asegúrate que lo que estás invirtiendo llegue a las personas que necesita llegar, para así asegurar una retribución de esos esfuerzos. No se trata sólo de limitar a dónde vive tu público o hasta que ciudades pueden llegar tus servicios, también haz un análisis de quienes son tus clientes reales, si te compran más mujeres o hombres, qué edades tienen e incluso, qué intereses tienen.

Creer que tú eres tu público

Otra problemática con la que nos topamos frecuentemente, personas que están seguras que son el cliente meta de su producto o servicio, por lo que deciden que son sus gustos y necesidades lo que debe regir cualquier estrategia.

En repetidas ocasiones hemos escuchado, es que no me gusta esto y con números podemos respaldar que a la audiencia de esa persona no solo le encanta, sino que lo está atrayendo a realizar la compra, y aun así, decide que es su gusto el que tiene que guiarnos, aun cuando está probado que esa dirección no funciona.

Cuando te sientes a crear tu estrategia, salte de tu cámara y no pienses en ti como el consumidor de tus productos. Mejor analiza a fondo quién es tu audiencia meta, si tienes dudas, pregunta, vete al histórico de quien te ha comprado en el pasado, quien se ha mostrado interesado en lo que haces y qué material publicitario les ha interesado.

Eso es lo que te ayudará a definir una ruta para tus estrategias, con eso podrás saber en qué plataformas debes estar, qué estilo de comunicación adoptar, qué aspectos de tu servicio o producto explotar, etc.

Si es necesario que te gusten los esfuerzos de comunicación que haces como marca, pero también es necesario que seas objetivo y entiendas que a lo mejor tú ya no entras dentro del perfil de tu mercado meta.

¿Quieres evitar caer en estas prácticas o en muchas otras? Sigue nuestro blog para seguir recibiendo nuestros tips.

Yolanda Carbajal

Comunicóloga experta en chick flicks y cultura popular, actualmente se desempeña como Community Manager y alma de la fiesta en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

%d bloggers like this: