La comunicación lo es todo…

Si lo que buscas es crear un equipo que dé resultados, debes enfocarte en lo primero, tener un equipo y para eso, es indispensable la comunicación.

La comunicación lo es todo en las relaciones interpersonales y, en los negocios no es diferente y es que no olvidemos que las empresas se componen de personas.

Cuando un equipo de trabajo no se comunica de forma efectiva, suceden los mal entendidos y conflictos no solo entre el personal, sino también con los clientes y proveedores. Una mala comunicación puede impactar de forma negativa en la productividad del equipo, en la entrega de resultados y sobre todo en el ambiente laboral.

Hoy queremos compartirte algunos tips para lidiar con los problemas más comunes de comunicación entre equipos de trabajo, porque sí, a todos nos ha pasado.

Escucha más

Nuestra mercádologa ya nos escribió sobre este tema, puedes hacer clic aquí para leer el artículo sobre cómo escuchar mejor y así mejorar la relación entre compañeros.

La juntitis

Aprende a diferenciar cuando es necesario convocar a una reunión con el equipo y que se puede informar mediante un correo. Es muy sencillo, pregúntate si el tema a tocar requiere retroalimentación del equipo, de ser así, es indispensable convocar a una junta.

Si de lo contrario, el tema a tocar es solamente para informar de alguna situación o cambio y no es necesaria una respuesta por parte de tus compañeros, puedes solo enviar un correo o memorando, y de acuerdo a su importancia, pide que te confirmen de recibido.

Aprovecha las juntas

Si ya vas a convocar a una junta, ¡aprovéchala! Crea una orden del día, con todos los temas que necesitas tocar, estima cuánto tiempo requieres para tu reunión y apégate a ello. Además, recuerda que si decidiste involucrar al resto del equipo, significa que te interesa escuchar sus opiniones, así que escucha atento y toma en cuenta sus intervenciones.

No todo es trabajo

Abre la pauta a tu equipo para que conviva y comparta sobre temas que no sean necesariamente de trabajo. No significa que los miembros de tu equipo tengan que ser los mejores amigos, ni compartirse sus penas, pero si es necesario crear un ambiente en el que se sientan cómodos y en confianza.

En nuestro caso, en ocasiones compartimos la comida y evitamos los temas laborales durante esa hora, nos juntamos para jugar juegos de mesa u otras actividades que además nos permiten distraernos y conocer mejor al equipo en otras situaciones ajenas a nuestras labores diarias.

Aprende a lidiar con el conflicto

Las cosas van a salir mal de vez en cuando y está bien, solo necesitas aprender a lidiar con estas situaciones. Lo peor que puedes hacer en una situación de conflicto, es ignorarlo o quedarte callado.

Busca formas amables de expresar tu inconformidad u opinión o toma un descanso, aléjate de la situación y una vez te sientas más tranquilo, comenta y propón soluciones para ello.

Por último, sé abierto y respetuoso

Muéstrate abierto a colaborar con tus compañeros y dispuesto a apoyarlos en la medida de lo posible, aprende a pedir ayuda o a compartir tus inquietudes cuando sea necesario y sé agradecido por el apoyo que recibes.

Ten presente que todos están trabajando por un mismo objetivo y es mejor hacerlo en armonía que en un ambiente que aporte más estrés y tensión.

Yolanda Carbajal

Comunicóloga experta en chick flicks y cultura popular, actualmente se desempeña como Community Manager y alma de la fiesta en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: