Tipografías… ¿Cómo afectan a tu negocio?

Con la fuerza que han tomando el internet y el diseño en la actualidad, ha habido una evolución en los recursos disponibles para que la gente interactúe y haga uso de ellos para comunicar algo, no obstante, hay que recordar que, aunque el diseño sea más cercano y más gente lo use, no todos tienen la teoría para trabajarlo de forma funcional y se hacen evidentes diferentes errores, entre esos casos muy notables es: El uso de las tipografías.

Una tipografía es el oficio y la industria del diseño de letras con unidad de estilo abarcando símbolos, números y letras con el fin de tener un soporte físico (impresión) o digital (páginas web, redes, etc.) para poder desarrollar una labor de edición. En términos coloquiales lo dejaremos en que “es el diseño de la letra que se usa en todos lados.”

Estas tipografías son creadas por diseñadores, quienes las comparten en distintos sitios para que sean descargadas y utilizadas en varios medios. En la actualidad, cualquiera puede usar tipografías, ya sea para una invitación a una fiesta de cumpleaños, para hacer un anuncio vendiendo algo que no necesitamos o para el letrero de que vendes tacos afuera de tu casa.

En todo eso, se usa la tipografía, pero no todas son adecuadas para el mensaje que queremos transmitir, no todas funcionan en una invitación o para anunciar tu promoción de 2×1 en tu combo de taquitos.

De ahí viene su importancia e impacto para tu negocio, pues debes tener en cuenta que existe una infinidad de tipografías de todas formas, tamaños y grosores, las en cursiva, las hay sencillas, anchas y gruesas.

El trabajo está en saber cuál va acorde al rumbo de tu negocio o anuncio, hay que recordar que todo es visual y la gente que mire que tipo de letra usas para tu logo o anuncio, se formará una opinión en torno a este.

Veamos el ejemplo de una pastelería, los elementos que nos indicarían lo que hacen son los pasteles, la decoración suave y delicada, artículos de repostería, el olor a pan recién horneado. Buscamos transmitir calidez, que los pasteles son de buen sabor y que es de calidad. Ahora con ese concepto en mente, mira este logo:

No transmite correctamente el mensaje, las tipografías no combinan entre sí, los colores tampoco ayudan. Es conveniente buscar combinaciones de colores y letras que logren el mejor mensaje y transmitan lo que hace el negocio. Con el ejemplo anterior en mente, veamos este logo;

¿Notas las diferencias? Ahora, te daré un par de consejos para que te ayuden a elegir la tipografía adecuada.

Primero que nada, hay que entender que existen diferentes categorías de tipografías, al buscar encontrarás unos términos no muy comunes: el Serif y San Serif, ¿qué es esto?

Las tipografías, en su mayoría se dividen en estos dos términos, Serif o serifa habla de las tipografías que tienen algún adorno o acabado en la letra, algún decorado pequeño o muy notorio mientras que San serif o sin serifa se refiere a que carecen de todo adorno o detalle extra y es una tipografía plana.

Con esto claro, te comparto unos tips muy prácticos:

  1. No uses más de dos tipografías en un solo diseño: Al hacerlo, provocas que el lector se canse o no sepa dónde dirigir su atención.
  2. Usa tipografías llamativas para títulos y sencillas para textos largos: Por ejemplo, tienes un anuncio: “Se vende celular, en perfectas condiciones, poco uso, incluye todo” puedes usar un título grande con una letra llamativa y decorada para el “SE VENDE CELULAR” y con una tipografía más sencilla en “perfectas condiciones, poco uso, incluye todo” así llamas la atención de tu prospecto al tener su atención leerá el resto sin problemas.
  3. Los colores son tu mejor aliado: Evita usar combinaciones de colores que puedan afectar a la lectura de tu diseño, por ejemplo, usar un azul brillante de fondo y una tipografía en color amarillo, no es lo más recomendable, o un fondo negro con una tipografía en azul oscuro, esto forzará la vista de tu lector, se cansará e ignorará tu diseño.
  4. Así como se combinan colores, las tipografías también se combinan: Sabemos que el color chocolate y el azul menta, el negro con blanco, el dorado y el rojo, combinan bien, ahora imagínate en las tipografías. Una letra gruesa con una delgada, una cursiva con una delgada san serif, una larga y grande, con una bajita y pequeña con serif, las combinaciones son infinitas y solo limitadas a tu creatividad.

En ocasiones nos dejamos guiar por nuestros gustos, pero lo que vemos como la mejor opción puede que no sea la más adecuada para las personas a las que intentamos llegar. Es importante pedir otras opiniones y puntos de vista.

Tal vez ese párrafo con una letra cursiva para ti sea adecuado, pero otros se cansan al leerlo y no entienden el mensaje, considera eso y cambia tus opciones, siempre ten diferentes propuestas, alguna puede funcionar mejor que otra y apóyate de otros para encaminar tu diseño al mejor camino.

Evelyn Rocha

Diseñadora gráfica e ilustradora, con el afán de convertir lo cotidiano en un mundo de fantasía, amante de crear historias y del buen diseño.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: