Con el Facebook la hago, no necesito un sitio web…

Cuando te decides a poner un negocio, ¿cuál es una de tus primeras actividades? Buscar un lugar donde establecerte, ¿no?

Para tener un espacio propio, para dar a tus clientes estabilidad, para que sepan dónde buscarte, son solo algunas de las razones por las que buscas tener un local para tu negocio.  Lo mismo sucede con un sitio web.

Puede que ya tengas una página en Facebook, un perfil en Instagram o incluso ambos. ¿Pero eso es suficiente?

Como agencia, hemos tenido clientes que dicen que no quieren tener un sitio web, porque no lo ven necesario ya que tienen redes sociales. Y por el otro lado, clientes que dicen que prefieren darle prioridad a su sitio web porque Facebook va a dejar de existir.

¿Quién está en lo correcto? Todo depende de tus metas y tu proyecto a largo plazo.

Te compartimos algunas razones por las que deberías considerar invertir en un sitio web para tu empresa.

Para atraer nuevos clientes. 

Piénsalo así, es más sencillo encontrar un servicio o producto nuevo al buscarlo en Google que a través del buscador de Facebook (y es que, por más práctico que sea, las categorías de las páginas complican bastante las búsquedas).

Google te ofrece además el plus de poder pagar por aparecer primero en sus resultados de búsqueda.

Es TU herramienta.

A diferencia de las redes sociales, un sitio web es tuyo. Eres dueño de un dominio y tienes control sobre el diseño y forma en que se presentará la información.
Esto no lo obtienes con las redes, donde el algoritmo cambia según las necesidades del desarrollador, al igual que la interface de usuario, etc.

Así que, al crear un sitio web, el control de cómo presentar tu marca, los mensajes que emites y cómo te comunicas, es tuyo.

Te da mayor credibilidad.

Según Verisign, el 56% de los consumidores no confían en un negocio que no tiene página web, así que al tener un sitio bien diseñado, automáticamente estás aumentando tu credibilidad como un negocio legítimo y confiable.

Y es que, siendo sinceros, cualquiera puede crear una página en Facebook, hacer mal uso de ella y después abandonarla.

En cambio, tener un dominio en internet requiere de mayor formalidad ya que es necesario proporcionar información personal para darse de alta.

Es más sencillo de lo que parece y no es caro.

Claro que depende de qué tan complejo sea el sitio web que estás buscando, pero realizar un sitio web no es un proceso complicado o tardado, al contrario, una vez defines claramente lo que estás buscando lograr solo necesitas sentarte con un experto que te ayude a crear un mapa de navegación que funcione como guía.

Y tampoco tiene que ser tan caro, sobre todo si consideras que su diseño y programación será una inversión de una sola vez y después solo tendrías que pagar en caso de necesitar alguna actualización o cambio.

Yolanda Carbajal

Comunicóloga experta en chick flicks y cultura popular, actualmente se desempeña como Community Manager y alma de la fiesta en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: