El diseño transforma las experiencias del nómada digital

Con el transcurso del tiempo el diseño gráfico digital ha pasado por etapas de evolución, desde la cantidad de bits que ha ido en aumento y de su adaptabilidad a la tecnología que se desarrolla día a día.

Una de esas evoluciones en el diseño ha sido que hemos pasado de crear diseños amplios que logren impactar en pantallas grandes a diseños compactos para pantallas no más grandes de 6 pulgadas. Esto se debe a que se ha creado un mercado digital del cual se puede acceder desde un smartphone y a lo que conocemos como aplicaciones móviles.

Mientras que el concepto de aplicación móvil no es algo nuevo, la importancia y desarrollo que ha obtenido en los últimos años ha sido impactante, puesto que la aportación que da en nuestras vidas ya sea personal o profesional es relevante, con esto se refiere a que hoy en día la mayoría de las personas dependen de la información guardada dentro de su smartphone y/o tablet, ya sea desde el calendario de actividades del día hasta la lista de compras para el hogar.

Las apps presentan un reto más grande para el diseño no solo gráfico sino también estructural, puesto que implica crear una experiencia visual y, a su vez, eficaz. Con esto se refiere a que el usuario más que buscar un diseño de su preferencia busca una aplicación que logre brindarle un servicio con el menor número de clics posibles, es decir, que su clasificación de contenido sea fácil de navegar, puesto que si solo se crea una app con un diseño impactante pero su estructura de contenido implica un esfuerzo de búsqueda por parte del usuario, este dentro de unos días será desinstalado del dispositivo, ya que hoy en día la rapidez y sencillez con el que uno puede hacer los movimientos deseados es fundamental al momento de crear el diseño completo de la aplicación.

El proceso de diseño de una aplicación móvil no es algo sencillo, puesto que requiere de una lista de procedimientos, desde un análisis de datos hasta un diseño visual que logre adaptarse a los resultados que se obtuvieron en el primer paso. Es un proceso largo, ya que implica cambios constantes dentro del diseño y programación que lo componen, y que, a pesar de haber pasado por test y subirlo al mercado el constante feedback que se recibe por parte de los usuarios forma parte del desarrollo y mejora de la aplicación creada.

Cada vez es más común escuchar el término UI/UX dentro del ámbito profesional no solo para diseñadores sino también de programadores, y hasta híbridos de estas dos profesiones, puesto que existe una gran demanda para desarrollar dichas aplicaciones. Por tal demanda es que los programas de diseño se han tenido que adaptar para poder brindar una facilidad de herramientas que permitan al diseñador crear temas visuales adaptados a pantallas considerablemente más pequeñas a las que se estaba acostumbrado.

Uno de los programas más conocidos es Photoshop CC, y a pesar de que Adobe ha sacado al mercado Adobe XD el cual es un programa específico para el diseño de Apps, el primero sigue siendo de preferencia de los diseñadores. Dicho esto, en los últimos años ha salido al mercado competencia significativa para Photoshop, uno de ellos siendo Affinity Designer, el cual poco a poco ha estado llamando la atención de los diseñadores, otra opción es Sketch, el cual es un software específicamente creado para el diseño de aplicaciones móviles.

Cualquiera de estos programas brindan una oportunidad de adentrarse a este nuevo reto que presenta un sin fin de oportunidades en el hoy.

Carolina Guerrero

Ing. Diseño Gráfico Digital con especialidad en animación 3D en EWU, actualmente Diseñador gráfico y multimedia en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario

%d bloggers like this: