Buenas prácticas para tus campañas de email marketing

Hoy queremos retomar el tema del email marketing para compartirte algunas buenas prácticas que debes implementar para asegurar el éxito de tus envíos.

Lo primero que debes tener en cuenta son las cosas que no funcionan: enviar correos sin autorización a bases de datos que no son tuyas, no segmentar según el objetivo de tu correo (si voy a enviar una promoción para doctores, ¿qué beneficio tiene que la envíe a los abogados de mi base de datos) y sobre todo, no ser constante.

7 Consejos para que tus correos triunfen

1. ¿Qué quiero lograr?

Inicia por definir un objetivo, ya que este encaminará todo lo que sigue. Algunos de los objetivos pueden ser: Generar leads, educar o informar, generar tráfico a tu web, crear conciencia de marca.

2. Segmenta.

Ya que sabes lo que quieres lograr, revisa tu base de datos y separa con etiquetas que destinatarios se apegan a los servicios o productos que estás promocionando en ese correo.

3. Piensa en un asunto atractivo.

El asunto es lo que puede hacer o no tu envío, ya que ese es el gancho principal que provoca que quien lo recibe quiera o no hacer clic para leer el resto del correo.

Busca un asunto atractivo, que llame la atención, que destaque y que sea corto. Sí, nadie dijo que era fácil. Puedes hacer varias pruebas, envía un asunto a una fracción de tu base de datos y otro asunto a otra fracción y así sabrás cuál es más efectivo.

4. No olvides la experiencia del lector.

Prueba tu diseño en varios dispositivos solo para confirmar que no importa desde donde te lean, la experiencia del lector sea la mejor. Confirma que las imágenes se vean bien, el texto pueda leerse y los colores no sean molestos a la vista.

5. Incluye un llamado a la acción.

Retomando el primer punto, debes tener un objetivo en mente, pero también debes asegurarte de invitar a tu lector a concretar ese objetivo. ¿Quieres que te marquen? Entonces, ¡comunícalo! Y no te olvides de establecer expectativas, ¿te voy a marcar, pero para qué?

6. Ten un buen timing.

Es super importante que revises el momento en que planeas mandar tu correo. Piensa en tu propia rutina, ¿cómo está tu bandeja de entrada los lunes por la mañana?, ¿cuántos de tus correos revisas los viernes minutos antes de irte?

Esos hábitos puede que sean los mismos de tu público meta. Por eso, te recomendamos escoger un día de martes a jueves y buscar el horario que mejor se ajuste a tu objetivo.

Por ejemplo, ¿vas a lanzar una promoción de hamburguesas al 2×1? ¿Qué tal si pruebas enviarla una hora antes de la hora de comida, cuando los godines estamos revisando donde pedir nuestra comida del día?

7. Revisa tus resultados.

Somos muy molestos con esto, pero sí, esfuerzo que no es medido, es un esfuerzo sin sentido. Monitorea tu envío, revisa cuántas personas lo abrieron, a qué hora lo abrieron, si lo compartieron con alguien más, si hicieron clic y a qué hicieron clic. También revisa cuántos de esos correos fueron marcados como spam, rebotaron y removieron la suscripción.

Revisa los correos rebotados y verifica cuáles puedes corregir o si tienes una forma de ponerte en contacto con la persona para verificar su información, sobre todo si son tus clientes actuales.

Si quieres conocer más sobre este tema, puedes leer nuestros artículos anteriores sobre este tema (aquí y aquí), y recuerda que nuestro equipo está a una videollamada de distancia para asesorarte.

Agenda una asesoría gratuita sobre estrategias para campañas de email marketing

Yolanda Carbajal

Comunicóloga experta en chick flicks y cultura popular, actualmente se desempeña como Community Manager y alma de la fiesta en Nudo Marketing Agency.

Déjanos un comentario